domingo, 1 de mayo de 2016

Un elefante en la habitación de nuestra sanidad que no se puede ignorar

Esta entrada estaba prevista para más adelante pero lo recientemente publicado (“Indicadores Hospitalarios. Evolución 2002-2013”) aconseja su adelanto. Con datos de las ENSE de 1995 a 2012 publiqué una entrada con la figura adjunta que muestra la respuesta de los encuestados que habían realizado una consulta médica en las últimas semanas ante la pregunta de si la consulta fue a un médico general/de familia o a un médico especialista. El resultado que muestra la imagen me sorprendió tanto que llegué a pensar que me había equivocado en los cálculos, en la obtención de los datos anonimizados o en algún otro paso. Pero no, lamentablemente no me había equivocado. La pregunta se repite en la EESE 2014 y sus resultados colocan a todo un elefante en medio de la habitación de nuestra sanidad. ¿Vemos al elefante o hacemos como que no lo vemos?

domingo, 24 de abril de 2016

Ser médico de familia en el Reino Unido. El precio justo. Remuneraciones y demás.


Cuando decidí irme a Londres en 1999 a hacer un Master in General Practice, a la vez que trabajaba en una general practice, no sabía cuánto ganaban los médicos de familia británicos, ni si era más o menos que en España. Quiero creer que comparto con muchos compañeros la opinión de que el sueldo no suele ser (o no debe ser) el único motivo para emigrar. En mi caso fue el deseo de desarrollo profesional académico (ya que la medicina de familia no estaba en la universidad española) y de trabajar en un entorno más reflexivo. Creo que esas motivaciones (u otras en las que los lectores puedan pensar) bastan y sobran para dar el salto. Pero, sí, hay que decirlo, la remuneración es mayor y esto no es solo una comodidad añadida sino también una dosis de reconocimiento social que se recibe como bálsamo adyuvante a la reparación de la autoestima.

domingo, 17 de abril de 2016

La alcaldía y la densitometría: pasión hispanoamericana

Pasión, verdadera pasión, muestran los alcaldes de habla hispana por la densitometría. Se suceden “campañas” organizadas o impulsadas por las propias alcaldías, en colaboración con otras organizaciones, de acercamiento de la densitometría a la gente de la calle. Prevenir la “epidemia silenciosa” mediante la determinación “del calcio de los huesos” es el objetivo explícito que esconde la colusión de algunos intereses. 


domingo, 10 de abril de 2016

Clase social y tipo de aseguramiento según la EESE

El análisis de los microdatos anonimizados de la Encuesta Europea de Salud en España 2014 permite averiguar la distribución de la clase social en cada tipo de aseguramiento. Veremos, por un lado, qué clases sociales predominan en los distintos grupos de aseguramiento. Por otro lado, veremos la distribución del tipo de aseguramiento en cada clase social. De ello trata esta entrada que ofrecerá dicha información para el total de la muestra encuestada (n=22.842) y para el grupo de edad de 65 y más años (n=6.520). Puesto que una tercera parte de los seguros privados de asistencia sanitaria son colectivos (adquiridos a través de empresas), se ofrece también la información en el colectivo que trabaja (n=9.719) (respuesta 1 a la pregunta nº 11 del cuestionario del hogar).


domingo, 3 de abril de 2016

Cafelitos, hepatitis C y otros déficits

En su capacidad de hacer daño a los demás, la diferencia entre un hijoputa y un tontolnabo es nula. La diferencia entre uno y otro estriba en que mientras el primero, con su acción dañina siempre obtiene algún beneficio, el segundo no gana nada por mucho mal que esparza y hasta, en ocasiones, puede que obtenga algún perjuicio.